El efecto del estrés sobre la piel

1616654_10152311704759453_707099185_nEl síntoma del estrés no siempre viene reflejado por un estado nervioso, son varias señales las que nos advierten de que sin darnos cuenta, por nuestro ritmo de vida, sufrimos un excesivo nivel de estrés.

 Cada día nos exigimos un poquito más, desencadenando este ritmo muchas veces en problemas de salud tales como perdida del cabello, ataques de ansiedad, especialmente la gula nocturna,  antojos, erupciones y estrés en la piel entre otros.

 La piel sufre las consecuencias del estrés acentuándose su tendencia, es decir, si eres propens@ a tenerla seca, el estrés lo acentuará. Está demostrado que el estrés llega a disminuir la producción de colágeno y de fibras de elastina que dan a la piel su elasticidad.

 No podemos olvidar que los efectos del estrés a partir de los 40 pueden convertirse en un problema irreparable, así que no dejes de frenarlo en cuanto detectes cualquiera de sus síntomas. 

 Hace un año aproximadamente sufrí directamente estrés sobre la piel, concretamente en el rostro. Sin darme cuenta poco a poco mi piel se iba resecando más, daba igual que la mantuviera hidratada todo el día. Pasados unos meses hicimos una escapada a la playa, estaba ansiosa por bañar mi piel sobre el agua marina, tratamiento de belleza natural del que a nivel personal, puedo confirmar sus beneficios. El agua de mar aporta altas cantidades de elementos curativos tales como el yodo, sodio, zinc, potasio, etc.. y que decir de “el sol”, una dosis moderada de vitamina D y podremos notar sus principales beneficios, el primero, una mejora considerable de su aspecto.

 Esto ayudó mucho a mi problema, además de practicar deporte, beber bastante agua, descansar y llevar una alimentación adecuada,  pero dado que era insuficiente busqué otra alternativa. SUERUM FARMA DORSCH, con concentrado de Ácido Hialurónico, Plasma Marino y factor de crecimiento epitelial. No soy muy fan de los productos milagro, pero puedo confirmar que apliqué el suerum antes de acostarme y al día siguiente me levanté con la piel completamente recuperada.  Desde entonces y siempre que lo he necesitado, se ha convertido en mi aliado.

 Lo podéis encontrar en cualquier farmacia y paramarcia de grandes superficies comerciales. 

Noelia Sanz.

 

 

 

10 Comments

Leave a Comment