Bebés y el miedo repentino al baño

¡¡Cucuuu!!

¿Qué tal amiguitos?  Viernes nublado y amenazando lluvia, así que los planes para estar tarde me temo serán jugar en casa, baño calentito, pijama, calcetines y manda jeje

 

Hablando de baños, hoy quiero centrar el tema en esto, pero no de los que como adultos si se da un hueco en el que puedes disfrutar de uno se convierte en un momento de ensueño, toca hablar del baño de nuestros chiquitines, y es que no a todos les gusta disfrutar de un buen chapuzón en la bañera.

Son muchas las madres con las que hablo que han pasado por la etapa en la que sus peques no quieren meterse en la bañera y claro que se de lo que me hablan. Carlotta y Julietta de súper bebés jamás pusieron pegas, es más, de recién nacidas las bañaba en el lavabo, era lo más cómodo e ideal para su tamaño, luego las pasé a la bañera con respaldo y por último y hasta la fecha se bañan en la de obra como  los demás. El caso es que  en la etapa de los 18 a los 24 aproximadamente , coincidió con que cambiamos la alcachofa de la ducha , la nueva no llevaba regulador de potencia de agua y yo creo que  notar el agua con más presión las asustaba, así que regulaba la intensidad con el grifo, tan fácil y sencillo, pero tampoco funcionaba. Se agarraban con sus manos a la bañera y era terrible ver el sofoco que se cogían llamándome y suplicando mis brazos , así que los baños eran exprés.

 

Desde luego que busqué otra solución mágica y sencilla, bañarnos con ellas, así no tenían miedo, ni Carlotta ni Julietta, porque esto de ser repes es que al final si algo no lo hacen a la vez, es cuestión de horas o días que acaban haciendo lo mismo, para bien o para mal jajaja

Poquito a poco las fui dejando bañarse solitas con poco agua, con juguetes, a modo diversión, si algo las súper entretiene es coger los botes vacíos de gel o champú para llenarlos y vaciarlos mil veces, así que tienen un par de ellos cada una y dos vasos de plástico vacíos, como os digo lo de jugar a llenar y vaciar de momento funciona.

A día de hoy tengo dos buzos profesionales. Es cierto que hemos pasado todo el verano en la piscina, lo que comenzó con respeto finalmente era nuestro pasatiempos en nuestras tardes y fines de semana, así pasó en la playa, que no tuvimos problema a la hora de meterse. Ahora se pueden bañar solitas, con papá y mamá e inclusive seguimos yendo a la pisci del gym, no quiero que pierdan el contacto con el agua.

Como tienen la piel bastante sensible, Julietta con una apreciable y confirmada dermatitis atópica, me aseguro siempre de utilizar geles de baño pediátricos , que además de buen olor, aporten a su piel una optima hidratación.

 

Uno de los que vengo utilizando últimamente es el gel de baño pediátrico de BABE LABORATORIOS.  Muy suave, lo que le hace ideal para el uso diario en bebés o niños pequeñitos.

Gracias a su delicada fórmula respeta y mantiene la hidratación y protección natural de la piel, evitando la irritación de los ojos.

Para los que queráis comprarlo os dejo los PUNTOS DE VENTA.

Por último deciros que casi todos los peques pasan por esta fase de miedo a la ducha,  así que mi consejo y lo que yo haría si tuviera más bebés y se repitiese este episodio.. es meterme con mi peque/s en la bañera y hacer de ese momento un juego, porque para los niños, aprenden y superan sus miedos con nuestro ejemplo y a través del juego, así que reforcemos su seguridad en todos los campos a través del juego.

Nos vemos en el próximo post.

Besos mil  y feliz fin de semana familia.

N

No Comments

Leave a Comment