Lectura – ¡Juguemos a sentir!

¡¡Cucuuu!!

¿Qué tal amiguitos?

Por aquí vuelta a la rutina, encantada y feliz con el pedazo de finde que hemos pasado fuera por Reyes Magos, y es que no hay nada más saludable en la vida que juntarte con buena gente.

Ya que volvemos a la rutina, que mejor forma que hacerlo pensando en nuestros peques, porque estoy segura muchos de vosotros y tal vez puede que después de las vacaciones junto a vuestros pequeños, os habéis marcado como propósito para el 2019 cambiar determinadas formas en las rutinas, educación y horas libres de vuestros hijos.

Este post es para esos papis y mamis que buscan para sus hijos otra forma de aprender distinta a lo común, y es que hay una parte de nuestro cerebro que muchos ignoran, pero que es verdaderamente interesante e importante para el futuro de nuestros pequeños.

Cuando hablamos de sensaciones son pocos los que se paran a hablar de este silencioso rinconcito de nuestro cerebro. En la escuela siempre se ha fomentado más el pensar que el sentir, aunque por suerte las cosas están cambiando y los que llevamos a nuestros hijos a centros de educación infantil, al menos en nuestro caso, es una parcela que trabajan e insisten mucho, los sentimientos, porque si algo tenemos que ser en esta vida por encima de todo, es ser felices.

Hace poquito teníamos la tutoría con la profe de la guarde de Carlotta y Julietta. Me encantó la importancia que le daba a la felicidad de sus alumnos, o hijos como ella les llama y es que un niño que no aprende a desarrollar sus sentimientos, es un posible niño que sufrirá depresión, acoso e incomunicación con sus amigos.

Este maravilloso libro de !Juguemos a sentir! de Carles Bayod Serafini, es una verdadera guía para padres y educadores.  Este fantástico Doctor en Bellas Artes, pintor, pedagogo e investigador, tras cuarenta años de investigación, lanza este libro en el que nos aporta las herramientas suficientes para desarrollar entre padres y docedentes, esas partes del cerebro del niño, la que piensa y la que siente.

Os recomiendo este libro, es súper ameno. Cuenta con treinta y seis sensojuegos que son de mucha ayuda para nosotros, los padres que a veces no sabemos a qué recurrir, y por supuesto a educadores que crean en una educación más completa, personalizada y adaptada a las necesidades de cada niño.

Seguro que sois muchos los padres y madres que creen en la importancia de trabajar los sentimientos. Ya sabéis, si os animáis a poner en práctica estos interesantes y divertidos sensojuegos, podéis comprar vuestro libro haciendo click AQUÍ.

Nos vemos en el próximo post.

Besos mil y feliz semana familia.

N

No Comments

Leave a Comment